Algunas mujeres entienden la menstruación como algo incómodo que no les permite realizar sus actividades con normalidad. Sin embargo, esta percepción puede cambiar con el uso de los productos adecuados dentro de una rutina de higiene apropiada.

Una mala higiene ocasionaría infertilidad y aumentaría el riesgo de tener un embarazo ectópico.

Recomendaciones básicas de higiene durante la menstruación para proteger la zona íntima de posibles malos olores e infecciones:

Ducha diaria: El baño debe ser diario durante estos días para mantener el cuerpo limpio y evitar malos olores. Debe realizarse de preferencia en la ducha.

Lavar la región genital: Mínimo dos veces al día utilizando productos especialmente formulados para la zona íntima que tienen ácido láctico en su composición. Se recomienda evitar el uso de jabones perfumados y una higiene obsesiva, ya que esto podría producir irritación en la zona genital.

Ropa interior adecuada: Evitar el uso de ropa interior ajustada o de materiales sintéticos, en su lugar, utilizar algodón, en especial si el clima es cálido.

Forma de aseo correcto: Se recomienda siempre asearse de adelante hacia atrás para evitar que los gérmenes del ano entren en contacto con la vagina o la uretra.