Ginecología

Margarita Serrano
Margarita SerranoDoctora

La consulta ginecológica es, en términos generales, una de las más importantes para obtener la salud integral de la mujer a lo largo de las diferentes etapas de su vida. En ocasiones el ginecólogo se convierte en el médico de cabecera de la mujer, e incluso en su confidente.

La importancia de la medicina preventiva, contraria a esa forma de pensar, que preconiza, “no voy al ginecólogo porque me encuentro bien”, comportamiento que puede derivar en determinados casos en patologías de consecuencias irreparables.

En la pubertad, los trastornos más frecuentes se deben a las alteraciones hormonales, que se traducirán en patologías como el acné, el hirsutismo e incluso la obesidad

En la etapa de madurez sexual podrán surgir trastornos derivados de la vida sexual activa, que será conveniente tratar de manera preventiva y responsable:

  • Prevención de la gestación, obteniendo el método anticonceptivo más adecuado para cada persona.
  • Preparación para la gestación
  • Inapetencia sexual
  • Enfermedades de transmisión sexual. Actualmente, con el aumento en la frecuencia de las relaciones sexuales y los cambios de pareja, se encuentra en ascenso de forma significativa la infección por el virus del papiloma humano, que si no es detectado a tiempo puede degenerar en un cáncer de cuello de útero. La infección por clamydias, generalmente asintomática, puede derivar en cambio en problemas de infertilidad, si no es diagnosticada y tratada a tiempo.
  • Tratamiento de la menopausia y sus efectos negativos sobre la salud, tanto psíquica como física. La osteoporosis, la incontinencia de orina, la sequedad vaginal y el prolapso genital son algunos de los trastornos más frecuentes.
  • Revisión ginecológica anual para diagnosticar y tratar de forma precoz cualquier patología.

.